Actua contra la retención de líquidos

miércoles 20 de julio de 2011 - 07:30 p.m. 2148
Ads Relacionados

Muchas mujeres tienen la duda de si el sobrepeso que tienen es debido a un exceso de grasa o a una retención de líquidos excesiva.

Actua contra la retención de líquidos

Por normal general retienes líquidos cuando veas que tu cuerpo está hinchado y sobre todo cuando la cantidad de líquidos que expulsas (y no por sudar) es muy inferior a la que ingieres.

Si sufres de ello no te quedes de brazos cruzados y actua ante la retención de líquidos, para lo cual os vamos a hablar de como saber si se sufre, las situaciones en las que se suele sufrir retención de líquidos, los factores que la pueden provocar, algunos remedios naturales, y unos consejos nutricionales para luchar contra ella.

Saber si se retiene líquidos

Para saber si retienes líquidos se debe llevar un control de peso semanal, habrá evidencia de ella en el caso de que en una de las pesadas existe un gran cambio en el peso con la semana anterior. Una fluctuación exagerada en el peso es evidencia de que existe una retención de líquidos.

Además lo más normal es sentir hinchazón en las piernas y en los pies, prueba a presionar con los dedos en el empeine de los pies, si aparece un ligero hundimiento (como si fuera una vejiga de agua), es que se está reteniendo líquidos. Además en muchas ocasiones se da un dolor de cabeza que da una sensación de pesadez como si se anduviera flotando.

Situaciones comunes de retención de líquidos

Normalmente las retenciones de líquidos se pueden volver cíclicas donde las situaciones más normales o comunes en las que se producen son las siguientes:

 º Periodo menstrual: al existir en ese momento más cantidad de sangre en el útero suele haber retencion urinaria.

 º Medicándose: existen algunos medicamentos, como esteroides o antihipertensivos, que suelen provocar retención.

 º Ingesta de sodio elevada: si comes alimentos con alta cantidad de sal, como comida basura, embutidos o enlatados se suele retener más líquidos.

 º Algunas patologías: personas con problemas cardíacos, renales (crónicos o persistentes) y mujeres embarazadas con enfermedades propias del embarazo como toxemia.

Factores que la provocan

Existen un montón de factores que los provocan pero se pueden englobar en factores orgánicos, como son inflamatorios por golpes, aleérgicos, problemas de circulación o enfermedades en hígado, riñón o corazón, y en factores cotidianos, como el sedentarismo, el estrés, la ingesta de anticonceptivos orales, corticoides, antiinflamatorios ó incluso en el calor climático.

Remedios naturales

Existen un montón de plantas que nos pueden ayudar a aliviar la retención de líquidos, como la cola de caballo (de uso general), la fumaria (para retención en tobillos y abdomen), el perejil (retención por obesidad, enfermedades reumáticas o cardiacas), el diente de león (para deshinchar el organismo en general), la achicoria (para retención por artritis o gota), el maíz (para la retención por insuficiencia renal), cerezo (estimular los riñones para aumentar la micción), cebolla (retención por reumatismo, gota e insuficiencia renal), saúco (de uso general) y majuelo (retención por insuficiencia cardíaca leve.).



Consejos Nutricionales

Como todo el mundo sabrá el mayor enemigo de la retención de líquidos es el sodio, cuanto más cantidad de este mineral exista en nuestro organismo más cantidad de líquidos se puede retener.

Por tanto para paliar al máximo la retención de líquidos hay que seguir una dieta baja en sodio, sobre todo reduciendo la sal en las comidas, pudiendo aderezarlas con sustitutivos como hierbas aromáticas, vinagre, limón, ajo o cebolla.

Además de la sal hay que evitar también alimentos que tengan una cantidad elevada de sodio como pueden ser embutidos, enlatados, quesos (no cuentan los que no tienen sal), ahumados, curados, biscotes, pan con sal, pastillas de caldo, sopas, purés comerciales, aguas minerales con gas, alcohol

Basa, por tanto, tu dieta en verduras, frutas, legumbres, hortalizas, hidratos de carbono complejos como pasta y arroz integral… Busca alimentos con altos índices de potasio ya que este mineral (junto al sodio y el cloruro) mantiene el equilibrio de hidratación de nuestro organismo y contrarresta los niveles de sodio.

Y por supuesto cuanto más agua bebas menos líquido retendrás, aunque parezca mentira esto es debido a que el agua limpia tus depositos de sodio con lo que conseguirás aliviar tus problemas de retención poco a poco.


 
 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS
RELACIONADOS